¿Cómo que un reportaje inédito al Che ve la luz después de 55 o 56 años? Esa fue la pregunta elemental que nos hicimos en el Colectivo Editorial Crisis. Pareciera que todo lo que pudo publicarse al respecto, laudatorio o atacándolo, ya está publicado.

Una vez que lo leímos y lo escuchamos, le pedimos a la persona que nos contactó, que escribiese en pocas líneas los motivos de la cesión de esta nota a purochamuyo.com / Cuadernos de Crisis. Esto que sigue da un marco emocional al reportaje que brindamos más abajo:

Amigos del Colectivo Editorial Crisis:
Mi padre, como muchos otros, fue un militante de la vida. En los complejos y peligrosos años 60 y 70 cumplió ante todo el rol de ser una persona fiable.
Defendió consecuentemente las luchas del campo popular, de los trabajadores, de los cooperativistas, de los pequeños comerciantes y de las pequeñas pyme.
Debió guardar por pedido de otros el material que aquí les entrego. Un material que yo mismo no me atreví a abrir en respeto a su memoria y a su “fiabilidad”.
Cuando lo hice, descubrí que había unas cintas magnetofónicas, y naturalmente no tenía ya los aparatos para escucharlas.
En un estudio pudieron pasarlo a formato digital, y en ese instante, y no con poca emoción, me di cuenta que era un reportaje que un grupo de militantes argentinos le hicieron al Che, en La Habana, en mayo de 1960, a días de una manifestación infinita por el 1 de mayo. Creí que esto debía publicarse, pero también creí que esa honradez en guardar lo que debía ser guardado para que se salve, tenía que estar primero en manos de los hacedores de la Revolución.
Hice lo posible para que este reportaje estuviera depositado en Prensa Latina, en Cuba. Y una vez que logré eso, es que me propuse que un medio periodístico-cultural-político lo publicara en Argentina, que al fin de cuentas es donde nació el Che. Les entrego de todo corazón este reportaje inédito al Comandante Ernesto Che Guevara. Ojalá cada uno de los lectores y escuchas puedan darle el valor pleno que tiene. Como dicen ustedes los periodistas, ‘con el diario del lunes’ todo es más fácil. Es más fácil opinar, corregir, prevenir, y muchas cosas más. Para mí, lo que hicieron esos argentinos en mayo de 1960 yendo a Cuba y lo que hicieron los cubanos en busca de la libertad y la soberanía, fue una inmensa epopeya-
Un fraternal saludo- B.D.R.”

 

Estimados lectores: este es el primer fragmento del audio del reportaje que está íntegramente volcado en el texto que sigue. Quienes deseen escuchar el reportaje completo, por favor enviar un correo electrónico a nuestra página.

-El Comité de Solidaridad con la Revolución Cubana en Argentina tiene el alto honor de traerle el saludo tiene el gran honor de traerle un saludo al Doctor Ernesto Guevara y hacerle algunas preguntas sobre la Reforma Agraria.

-Doctor Guevara: ¿sería tan gentil de explicarnos cómo se ha llevado a cabo esta hermosa reforma agraria de Cuba?

Che: Naturalmente, la explicación de la Reforma Agraria y de cómo se ha llevado a cabo demanda más que una breve contestación. Trataré de hacer una síntesis que esclarezca el pueblo argentino el por qué y el cómo de nuestra Reforma Agraria. En primer lugar, hay que apuntar que es una Reforma Agraria que nació en la Sierra, en los días de la lucha, y que se fue profundizando en la paz, a medida que se consolidaba la Revolución y provocando al mismo tiempo su consolidación. Es la Reforma Agraria que se hace con el único capital que tienen los pueblos, o mejor dicho, con el único capital que tienen los pueblos en armas. Es decir: con los fusiles. Basado en esa decisión y en la capacidad de hacer respetar esa decisión, el pueblo de Cuba inicia su Reforma Agraria el 17 de mayo de 1959 mediante ley firmada en el escenario de nuestras batallas en la Sierra Maestra. Sucedió, sin embargo, con esta ley, todo lo contrario de lo que suele suceder con leyes parecidas. Su ejecución superó en mucho lo que estaba plasmado en esa ley. Es decir: mientras en general, gobiernos más o menos demagógicos hablan antes de elecciones de reforma agraria y de tópicos parecidos, para convertir después todas estas promesas en una burla sangrienta a los pueblos, nosotros profundizamos nuestra Reforma Agraria, aún por sobre la Ley, y estamos avanzando a una velocidad realmente extraordinaria en nuestra tarea de cooperativizar todo el territorio cubano. Es bueno recalcar, al tocar este punto, que la cooperativa se hace solamente por estricta voluntad de sus componentes. Se hace sí propaganda e intensa, y se dan facilidades a los cooperativistas, y una de las más importantes y tentadoras es la de hacerle pueblos nuevos con sus casas correctas, que contrastan con sus desvencijados bohíos anteriores. Pero el nuevo propietario, el propietario individual que alcanzó su tierra después de trabajar con ella durante años, tiene todo el derecho a seguir siendo poseedor de esa pequeña parcela, y solamente el ejemplo de un mejor aprovechamiento de la tierra en las cooperativas vecinas será lo que lo haga en un momento dado ingresar a una cooperativa. En todo caso, actualmente hay tres tipos de sistemas de cooperativa: la cooperativa en la que se reúnen dueños de pedazos de parcelas de tierra para hacer un trabajo común y aprovechar luego cada uno el fruto del trabajo colectivo de acuerdo con su parcela. Es decir que se trabaja en comunidad pero se aprovecha individualmente ese trabajo. Hay otro grupo donde solamente se hace un uso colectivo de las maquinarias y de las bienhechurías que da el gobierno, y hay un tercer grupo en la cual todos los cooperativistas son poseedores colectivos de la tierra y de los bienes de producción.

En total tenemos actualmente más de 500 cooperativas agropecuarias de todo tipo, 50 cooperativas pesqueras, unas cuantas cooperativas carboneras cuyo número no puedo precisar en este momento, y tendremos al final de este año, más de 1000 cooperativas cañeras. Al decir cañeras no quiero decir que se dedicarán solamente a la caña, sino que tendrán como base de su cultivo la caña de azúcar y además otra serie de cultivos anexos que permitan diversificar la agricultura y por ende la comida diaria de los cooperativistas. Al final de este año del 40 al 45% de la tierra laborable de Cuba estará en propiedad cooperativa y un 10 o un 20% habrá cambiado de manos, pasando de sus antiguos dueños a los nuevos dueños en propiedad individual. Es decir, alrededor del 60% de la tierra cubana habrá cambiado su estatus anterior, y solamente podrán mantenerla los que fueran anteriormente propietarios de una extensión menor de 30 caballerías y no tuvieran su tierra arrendada a nadie. La caballería es una medida cubana que equivale a 13 hectáreas, 30 caballerías son entonces, alrededor de 450 hectáreas. Para la población del campo en Cuba, es una medida considerada bastante justa y solamente afectaba a 2000 propietarios, 2500 quizás, que tenían más cantidad de tierras que las apuntadas aquí, y a todos aquellos que teniendo tierras no las trabajaban por sus propias manos.  De esos 2500 propietarios, unas 10 compañías extranjeras, norteamericanas en su totalidad, tenían alrededor de 80 a 100 mil caballerías, lo que equivale a un millón o 1 millón 300 mil hectáreas de tierra. Todo eso ha pasado ya a manos del pueblo cubano.

ernesto-che-guevara

La tarea en este momento es invertir la gran mano de obra inactiva que había en Cuba, los 700 mil desocupados que había al tomar el poder el Gobierno Revolucionario, de los cuales 150 mil han encontrado trabajo en este primer año, y hacerlo de tal modo, intensificando nuestro esfuerzo, que en una verdadera campaña nacional, a fines del año 1962 gracias primordialmente a la Reforma Agraria, y además a la diversificación industrial del país, no quede un solo cubano que no trabaje por no tener dónde trabajar. Es decir: los enfermos y los vagos serán los que no trabajen, porque aquí hasta el Ejército -y el Ejército más que nadie en el pueblo- trabaja en la construcción pacífica de esta nueva Cuba.

-¿Podríamos pedirle que agregara algo más sobre la Reforma Agraria, Comandante Guevara, por ejemplo cuáles son los beneficios directos que ha obtenido el campesino cubano de la misma y si pudiera decirnos algo de las Tiendas del Pueblo?

Che: No podría decirle todavía en números cuál es el beneficio. Indiscutiblemente el beneficio de 150 mil nuevas personas trabajando, el beneficio de tener tractores y todos los aperos agrícolas gratis en algunos casos, a un módico interés en otros, el hecho de la tecnificación de la agricultura, de la dirección técnica gratuita, de los mercados asegurados con precio fijo asegurado, son grandes ventajas. Pero no puedo todavía dar un monto en pesos y centavos de lo que ha significado para la economía cubana. Baste considerar sin embargo, un dato que es interesante, la creación de medios de pago durante el primer año del gobierno revolucionario ascendió a más de 300 millones de pesos. Como ustedes saben, el peso cubano equivale al dólar. Pero no se ha notado en absoluto en la inflación en Cuba. Es decir, que esa cantidad que equivale a un 25% del total de los medios de pago anteriores ha sido absorbida totalmente por la nueva capacidad adquisitiva del pueblo, debido a su producción intensa -producto de la reforma agraria-, y la situación financiera del país permanece igual. Es decir que toda esa creación de medios de pago ha sido solamente respondiendo a las necesidad imperiosas del pueblo cubano y no se ha transformado de ninguna manera en una presión inflacionaria.

Con respecto a las Tiendas del Pueblo son este momento unas 2000, si no recuerdo mal el número. Se están intensificando a un ritmo realmente veloz. Al darse la nueva resolución del ENRA que toma todas las bodegas y los abarrotes que tenían los centrales azucareros, ese número se va a incrementar notablemente, y se van a encargar las Tiendas del Pueblo de abastecer a una buena parte de nuestro territorio campestre. Las Tiendas del Pueblo consiste en una tienda que vende al menor precio posible los productos y al mismo tiempo da créditos; estos créditos consisten en la alimentación del campesino y en su ropa durante la época del llamado ‘tiempo muerto’, la época del cuidado de una cosecha porque en general son regiones de monoproducción, y después la compra de los artículos producidos -en general café, tabaco y lo llamado en Cuba ‘frutos menores’-, es decir yuca que se come mucho, la malanga que es también un tubérculo desconocido en la Argentina, y la papa…y algunos otros. Las Tiendas del Pueblo, entonces, reemplazan al bodeguero de campiña que ha sido siempre el intermediario obligado entre todo el pequeño productor y el distribuidor en las ciudades, y que era uno de los que cargaba con la parte del león. De esta manera, es un nuevo beneficio muy grande que se ha dado al productor, porque ahora recibe sus alimentos hasta un 20 o un 30% más baratos, y recibe además un pago de entre un 20 y un 40% más alto por los productos de su cosecha. Esa es la función de las Tiendas del Pueblo.

-Para terminar con algunos aspectos de la Reforma Agraria y sus consecuencias, el 1° de mayo, nosotros que tuvimos la suerte de estar aquí presentes, hemos visto desfilar junto a las milicias obreras y estudiantiles, a las milicias campesinas. Entendemos y así lo hemos visto, que es en el campesinado cubano donde la revolución está más arraigada y que costará mucho quitar al campesino la tierra conquistada. Es a no dudarlo un baluarte de la Revolución. Quisiera Comandante Guevara que hiciera algunas apreciaciones.

Che: Bueno yo creo que sí. Pero eso escapa un poco al tema económico, al tema de la Reforma Agraria. Casi uno debe referirse al aspecto bélico, porque el campesinado fue la base de nuestra Revolución. Nosotros caímos en una zona campesina. Fuimos destrozados por el Ejército de la tiranía. Nos reagrupamos e iniciamos una nueva lucha apoyados por los campesinos, de ahí que nuestro primer grito de lucha, nuestro primer grito de lucha social luego del grito épico de ‘Libertad o Muerte’ fue la reforma agraria. Y de ahí en adelante nuestra bandera de lucha fue la reforma agraria.  Tanto era el hambre de tierra de los campesinos desplazados por las grandes compañías monopolistas, que inmediatamente se agrupaban junto a nuestras fuerzas e iban fogueándose en el combate. Ustedes saben que el Ejército es un instrumento de dominio de alguna clase social. En el caso nuestro, nuestro Ejército Rebelde es el instrumento de dominio del campesinado que junto a los obreros –pero siendo el campesinado la vanguardia de esta Revolución- llegó desde los últimos extremos de las provincias orientales hasta la capital de la república. Y en cada lugar, no fue solamente en Oriente, la zona más apartada de La Habana, sino en cada provincia, en los centrales azucareros, en las zonas de cafetales o de tabaco, en las grandes producciones de nuestro país, el campesino inmediatamente se unía al Ejército Rebelde, y se adhería porque estaba identificado con la base de su programa que era la tierra para el que la trabaja. Como nosotros inmediatamente fuimos capaces de cumplir las promesas de la guerra, como nuestro lenguaje fue un lenguaje hecho de cosas verdaderas, el campesino comprendió inmediatamente la necesidad de apoyar a este gobierno, y mantuvo la cohesión de tal forma que ya el Ejército no es nada más que una parte mínima de las fuerzas con que la nación cuenta para defenderse. Es su vanguardia armada, digamos. En estos momentos tan tensos en que no se sabe lo que deparará el porvenir en cuanto a agresiones armadas, nosotros sí podemos saber que contamos con tantos soldados como hombres capaces de levantar un fusil, o como personas capaces de levantar un fusil haya en la isla de Cuba. Y que fundamentalmente, la estructura de ese ejército de pueblo estará dada por los campesinos que han visto cumplido el sueño secular de tener la tierra.Julia Santamaria.silla-Comandante Guevara. Como Presidente del Banco Nacional lleva usted la difícil tarea de industrializar Cuba. ¿Sería tan amable de explicar al pueblo argentino en qué estriba esa tarea y cómo enfoca Ud. el problema de la industrialización de Cuba?

Che: Bueno…En realidad como Presidente del Banco Nacional solamente tengo que cumplir la tarea, la vieja tarea para mí que soy un soldado, de cumplir órdenes. Este no es un puesto decisivo en la economía nacional. Solamente es un puesto de administración donde se cumplen los grandes conceptos estratégicos, para decirlo con un término guerrero que nos es afín. Y uno trata de interpretar y cumplir correctamente las órdenes. Pero, lo importante, es el sentido de nuestra lucha, desde el punto de vista económico. Nosotros estamos agredidos ¡violentamente! en el orden político y en el orden económico, y con temores de que también pueda hacerlo en el orden guerrero por una gran potencia. Y estamos agredidos porque hemos lanzado el grito de libertad en estas zonas de América que es el traspatio de la gran mansión colonial de los yanquis. Por esa razón se ha tendido un cerco, el cerco que ustedes conocen de silencio sobre nuestras realizaciones, de recalcar continuamente nuestros hechos que pudieran parecer erróneos o violentos a la sensibilidad de otros pueblos, y también el cerco económico de ir privándonos de los naturales medios de crédito. Nosotros como país colonial funcionábamos con un solo producto: éramos esclavos del monoproducto y ese producto era el azúcar. Los Estados Unidos compran nuestro azúcar a un precio preferencial, como se lo compran -por otro lado- a todos los países que intervienen de la llamada ‘Cuota Americana’. Pero obtienen una serie de franquicias aduaneras que le permitían saturar el país de una gran cantidad de artículos innecesarios. Ustedes habrán visto al visitar esta tierra que tiene grandes contrastes, donde todavía se ven los restos de la miseria anterior, estamos llevando una lucha violenta para desplazarla…sin embargo ven La Habana con sus grandes avenidas, con sus túneles innecesarios, con su iluminación fastuosa; la red de televisión…4 o 5 cadenas de televisión, tres de ellas nacionales; la cantidad de automóviles de lujo, en fin. Toda una serie de artículos innecesarios pagados con el sudor del pueblo.

La primera tarea del gobierno revolucionario frente al planteamiento de la necesidad de cambiar el orden de cosas, era ¿cómo encarar la industrialización? ¿Haremos una industrialización de exportación, es decir, para abastecer a nuestro vecino poderoso de alguna manufactura que ellos necesiten y que no puedan producir? O sea ¿seguiremos siendo esclavos de otros mercados o nos dedicaremos primero a producir todo lo esencial para el país, que este pueda producir, y que hasta ahora no lo ha hecho por las peculiares circunstancias económicas que rodeaban nuestra vida política y social?

Naturalmente que este interrogante fue respondido por el gobierno revolucionario dedicándonos primero a cubrir todas las necesidades del país en el orden industrial para pensar luego, si las circunstancias lo aconsejan, en una serie de productos manufacturados para la exportación. La reforma agraria también puso su tónica en producir las grandes cantidades de artículos alimenticios necesarios para sustituir los importados. Cuba come fundamentalmente arroz e importaba su arroz casi totalmente de los Estados Unidos. A fines de 1961 o principios de 1962 producirá todo su arroz. Igualmente con el maní o algunas otras oleaginosas para reemplazar la manteca de puerco que es el alimento natural de los cubanos hasta este momento, y que se compra en los EE.UU. Así sería largo enumerar la cantidad de productos alimenticios que la Reforma Agraria está produciendo en Cuba para reemplazar productos similares importados. Exactamente igual ocurre con la industrialización: la hemos desarrollado en varias líneas estratégicas importantes. Ya tenemos los planes que están siendo desarrollados por una misión técnica soviética, de acuerdo con nuestro convenio, para producir una gran siderúrgica que dará entre 500 y 750 mil toneladas anuales, según las necesidades calculadas por los técnicos, y cuya construcción se iniciará a principios del año que viene. Esa será la gran línea sidero-metalúrgica que proveerá de acero cubano a toda una gran línea de industrias menores que se basan en el acero. Tendremos además nuestra industria química básica, para la cual ya tenemos en CubaNitro la base orgánica del nitrógeno con toda su gama de fertilizantes y además el ácido sulfúrico, el ácido clorhídrico, la soda cáustica, es decir, los elementos básicos para la química moderna y para la industrialización. Tenemos además una rama absolutamente nueva y en la cual tenemos cifradas muchas esperanzas, que es la sucroquímica, que es la química orgánica basada en los hidrocarburos de la caña de azúcar. En nuestros pequeños departamentos técnicos que se están desarrollando a extremada velocidad tratamos de llevar todas nuestras experiencias a la práctica y crear nuevas industrias absolutamente cubanas, porque utilizan materia prima cubana y porque utilizan experiencia también cubana, como es toda esta de la sucroquímica. Además, estamos desarrollando la minería: que tiene vastos alcances en Cuba. Buena productora de hierro de dos tipos fundamentales, las hematites naturales de alto concentrado de hierro y las lateritas que tienen además de hierro, níquel, cromo, cobalto y azufre. Además tenemos las piritas que producen azufre de la cual sacamos el ácido sulfúrico. Tenemos la turba que puede dar un tipo de carbón de baja calidad pero utilizable; tenemos manganeso en buena cantidad, tenemos cromo en bastante grande cantidad y otra serie de minerales menores. Y por último, la gran línea de la industrialización de los productos derivados de la Reforma Agraria, es decir, de todos los productos agropecuarios que están ahora siendo desarrollados. Pensamos convertirnos en un exportador de carne, y en eso seremos un competidor de la Argentina en algunos años. Todas estas industrias serán desarrolladas con un sentido moderno, utilizando en cada uno de ellos los adelantos técnicos que estén a nuestro alcance tomados de cualquier país del mundo. En este sentido nos han ayudado mucho la serie de convenios comerciales firmados con los países del bloque comunista encabezados por el convenio con la Unión Soviética y los posteriores convenios firmados con Polonia, la República Democrática Alemana, y Checoslovaquia, además de otros que se están discutiendo, y algunos otros de extremada importancia como los firmados con Japón, con Yugoslavia, con la República Árabe Unida. Todo ello ha permitido una extraordinaria expansión y diversificación de nuestro comercio exterior, lo que hace que ya no dependamos de nuestro único comprador y vendedor como era hasta hace solamente dos años, cumpliendo…tratando de responder a una de las admoniciones básicas de Martí que ya prevenía ya en el siglo pasado que “el que compra manda y el que vende obedece”, con respecto a que en aquella época nosotros vendíamos todo nuestro azúcar a los Estados Unidos, y ellos imponían el precio al ser compradores únicos, y nos podían vender toda la cantidad de productos manufacturados como lo han venido haciendo durante medio siglo después de la independencia. Eso en líneas generales es el rumbo y el sentido de nuestra industrialización.

-Queríamos pedirle referencia a dos cuestiones: una, que creo es de fundamental interés para el pueblo argentino, ¿cuál es la política petrolera del gobierno cubano?, y la segunda, si puede darnos una idea somera de cuál es la situación económica general del país. Hay una propaganda bastante grande interesada en querer mostrar a los ojos de nuestro pueblo de que la economía cubana está en cierta medida desquiciada, y que en lugar de progresar económicamente el país está estancado o en retraso.

Che: Con respecto a la primera pregunta, la política petrolera, debo decirle que hemos iniciado una gran política de nacionalización de todos nuestros recursos minerales y petroleros también, lo que de hecho estaba ya plasmado en la Constitución del año 1940, lo que sin embargo no fue cumplido por los gobiernos anteriores. Nosotros hemos liberado todo el petróleo de los falsos ‘benefactores’ de la isla, como eran las compañías norteamericanas, que se adueñaban de todo el subsuelo y que luego revertían bien poco al país, despojándonos de nuestra riqueza. Actualmente tenemos un programa que está dividido en varias etapas, y está todo orientado por el Instituto Cubano del Petróleo, en el cual contamos con varios técnicos argentinos de gran prestigio nacional e incluso internacional, que nos ayudan con su experiencia obtenida durante años de trabajo allí. Primero haremos una prospección ayudados en esto por técnicos soviéticos y luego un programa intenso de perforaciones, buscando los yacimientos de la isla. Además también tenemos el proyecto de crear una refinería del Estado, mayor, porque actualmente tenemos una pequeña, y competir con las tres refinerías pertenecientes a compañías extranjeras como son las de la Standard, la Shell y la Texaco, e ir gradualmente nacionalizando nuestra economía en cuanto a petróleo, lo que para nosotros significa un gran ahorro de divisas -de poder hacerlo- porque estamos actualmente gastando 80 millones de dólares todos los años en este rubro solamente.

Con respecto a nuestra economía yo le puedo decir que la anterior economía floreciente de Cuba del año ‘52 cuando Batista tomó el poder fue rápidamente mermando hasta tomar nosotros solamente 70 millones de pesos, de dólares, como reserva neta. Hoy, un año y medio después, las reservas han subido a 170 millones y siguen subiendo. Es decir, tenemos 100 millones más. Naturalmente, no pretendemos hacer demagogia con esto: estamos en la época de auge y pronto caerán. A final de año podemos calcular que estarán en 100 millones que es lo suficiente para prevenir cualquier baja brusca y mantenernos tranquilos. Todo el resto será utilizado en la maquinaria indispensable para nuestra industrialización. Como ustedes ven el empleo está aumentado considerablemente en Cuba. Ha disminuido, sí, la oferta de una gran cantidad de productos de lujo, no indispensables, pero no se carece absolutamente de ningún producto esencial. Todos ellos, los que no se pueden producir, son rápidamente importados por el gobierno. A lo más puede haber algunos días escasez de algunos productos, como por ejemplo en estos días que hubo una escasez de mantequilla, es decir la manteca en Argentina que aquí se llama mantequilla. Porque nosotros tenemos un período de seca que es igual para todo el país, en el cual las vacas dan mucha menos leche, y además porque se ha producido un incremento extraordinario en el consumo, provocado por la incorporación al consumo de toda esa gran cantidad de esos desocupados que vivían semi-alimentados solamente. Por ejemplo en carne de vaca le podemos decir que en algunas regiones ha subido el 70 y hasta el 100% el consumo, y en todo el país se puede calcular en un 50% el aumento del consumo. Y así es en todos los productos vitales para el país. No se puede explicar de otra manera el gran apoyo al gobierno revolucionario del que ustedes han tenido una visión el 1 de mayo. Es decir, no puede haber en un pueblo un romanticismo inveterado que lo haga sostener a gente que lo lleva al hambre y a la destrucción. Precisamente la fuerza que tiene nuestro gobierno y el apoyo con que cuenta es porque lo saben los obreros, los campesinos, nuestros estudiantes y también los profesionales, y aun los industriales a pesar de todo lo que se diga, que es un gobierno que cumple con los postulados fundamentales de la revolución, y que está destinado a llevar un mejor nivel de vida a todo el pueblo de Cuba.

Naturalmente que esto no se hace sin desgarramientos. Hay latifundistas que han sufrido mucho, hay importadores que han sufrido mucho, que hay una serie de parásitos de la sociedad colonial en que vivíamos que sufrieron. En números muy poco, en dinero mucho, en peso en la opinión pública mundial en la llamada ‘opinión pública mundial’, en los ‘periódicos serios’, también quizá mucho. Pero el pueblo de Cuba ignora a esa gente. Cuando nosotros observamos los cables previendo o anunciando ya catástrofes, cuando observamos los ataques despiadados de que es objeto la Revolución Cubana de una punta a la otra de este Hemisferio, nos parece increíble que en Cuba se viva tan lejos de toda esa falsa realidad que pinta. El pueblo cubano no se toma ni siquiera la molestia de escuchar las radios con que la gran nación norteamericana se digna a bombardearnos con su Voz de las Américas, ‘su voz de la libertad’, regando mentiras de asalariados o de individuos renegados que abandonaron la Revolución, y desde una punta hasta la otra se dedica a la construcción pacífica. Aquí todo el mundo trabaja con un nuevo criterio, con un nuevo rumbo, con una nueva esperanza. Trabajan los penados de Isla de Pinos, como trabaja el Ejército Rebelde, como trabajan con más entusiasmo, con más horas que nunca los campesinos, y los obreros que entregan al Estado 1 o 2 horas gratuitas y además el 4% de su salario. Es decir que estamos viviendo una época de intensa producción y de intensa fe en el porvenir.

Y es bueno que lo anunciemos a América. Porque no se sabe qué nos va a deparar el porvenir. Cosas muy graves están ocurriendo en el mundo. La política cada vez más agresiva de los EE.UU., pone en peligro nuestra pequeña isla, que está en las bocas mismas, en las fauces mismas del monstruo como dijera Martí… Ahora, lo único que es bueno puntualizar es que este pueblo pacífico que un día tuvo que empuñar las armas para recuperar una libertad perdida, y que encontró no sólo la antigua libertad sino además la justicia social de la que nunca había gozado, está dispuesto a defender esas realidades con toda su fuerza, con todas las armas que tenga a su alcance, con toda la fe que un pueblo puede tener para defender sus ideales y sus conquistas, y que además, espera que si llega ese día, provocado por alguna gran potencia o provocado por mercenarios, o por cualquier clase de agentes provocadores, se cuente no solamente con la fuerza militante del pueblo cubano sino además con la solidaridad activa de todos los pueblos de América. Y si ese día llega, creo que sería correcto pedir la cooperación de todos ustedes y pedir la cooperación de toda América. Porque además es necesario que América responda a ese pedido y nos apoye con todas sus fuerzas, haciendo lo que haya que hacer en cada caso, cualquiera que sea el momento, la hora -si llega-, determinará qué es lo que se debe hacer.alejandro-barbosa-escolar0033

foto: Alejandro Barbosa / http://www.alejandrobarbosa.com/

-Mucho le agradecemos Comandante Guevara esta conversación que no es con nosotros, sino que es con el pueblo argentino, que lo tiene en muy alta estima. Usted representa para todos nosotros un orgullo. Para terminar con esta entrevista, que podría ser por cierto, mucho más larga, ¿quisiera usted decir algunas palabras especiales al pueblo argentino?

Che: Sí. En estos días se cumple el 150 aniversario del primer grito, el 25 de Mayo, y quiero recordarle a mi pueblo que, a pesar de ser ‘cubano por nacimiento’, según reza la Constitución de Cuba, de acuerdo con un honor que solamente se le deparó en épocas anteriores a Máximo Gómez, sigo siendo también argentino, por la sangre, por la cultura y por las tradiciones. Como habrán podido observar los compañeros que me entrevistan, sigo tomando mate religiosamente todos los días, y pensando en la Argentina como en mi patria; todos los días, y viviendo al lado de ella. Justo es que en el momento de júbilo, que es siempre el recordar una fecha tan grata para todos nosotros, ponga mi pequeño granito de arena asociándome al júbilo colectivo.

La foto principal y la foto de los símbolos patrios argentinos fueron gentilmente cedidos por el artista argentino residente en Canadá,  Alejandro Barbosa / http://www.alejandrobarbosa.com/
La foto "Silla" es obra de Julia Santamaría, argentina, que cedió gentilmente su obra para esta publicación. https://www.flickr.com/photos/jotasantamaria/

3 comentarios

  1. Dora Giannoni 2 Mayo, 2016 at 20:19 Responder

    Conmovedor material que hace pensar tanto!!! Gracias por compartirlo. Pienso en la esperanza y los sueños tan claros de la revolución que en ese momento tenía el apoyo de la URSS, los proyectos industriales, los bienes que pensaban compartirse y que fueron abortados con su caída y el tremendo bloqueo que se mantiene hasta hoy, impidiendo que el pueblo pueda gozar de lo que se soñó, se pensó, para una vida mejor para toda la población. Qué clara la concepción de producir solo lo necesario para abastecer al pueblo y no lo suntuario e inútil que podría contribuir al consumismo absurdo que domina en la actualidad. Es un mensaje tremendamente esperanzador en cuanto al compromiso absolutamente coherente desde el principio de todo un pueblo que hoy sigue siendo faro de la humanidad en muchos aspectos, y a pesar de todo. Qué diría hoy el Che frente a la Cuba actual? me queda la inquietud. Gracias

  2. Nila 2 Mayo, 2016 at 20:37 Responder

    Gracias por descifrar y difundir esta hermosa, aleccionadora y concientizadora entrevista, concientizadora porque justamente es en este tiempo que precisamos ser autocríticos con los procesos progresistas actuales, con el objetivo de avanzar y evitar que el sistema imperial se imponga nuevamente.

  3. Julio Cazot 6 Mayo, 2016 at 12:06 Responder

    hola compas,

    yo quiero escuchar el audio completo de este reportaje, pero no encuentro en la página el nombre del correo electrónico al cual lo debo pedir. Al pie de la página me salen unos cookies que no , y no puedo ver que es lo que hay escrito. Les agradezco si me pueden decir la forma de hacerme con él. Gracias. Julio Cazot

Comentar