DIO SU VIDA PARA QUE NO COMPREMOS DÓLARES

24 de marzo, 30 de marzo y 2 de abril están enlazados en el almanaque aunque los años en que vivimos esos acontecimientos no sean necesariamente contiguos, y se difuminen. En la memoria colectiva son fechas, datos, marcas. Y para quienes no han sido contemporáneos de los hechos, o han llegado a vivir al país después de 1990, ese ‘paquete’ de fechas-feriados son un compacto, así como pudiera ocurrir con cualquier hecho histórico significativo: no falta quien mezcla las bombas atómicas de 1945 sobre Hiroshima y Nagasaki en Japón con las bombas de napalm arrojadas por la misma Fuerza Aérea … Sigue leyendo DIO SU VIDA PARA QUE NO COMPREMOS DÓLARES