NERÓN SIGLO XXI. HUNDIR MILENIOS BAJO AGUA

12 MIL AÑOS DE HISTORIA TIRADOS POR LA BORDA

A orillas del río Tigris, en territorio de Turquía, y en la región kurda, está una de las ciudades más antiguas de que se tenga registro: HASANKEYF. Un punto cultural estratégico de la Ruta de la Seda.

Desde la década del ’50, Turquía tiene un proyecto para hacer en esa zona del río Tigris una represa, llamada Ilisu, que barrerá con 300 vestigios de sitios arqueológicos irrecuperables de 10 civilizaciones. Un patrimonio cultural de la humanidad único.

El proyecto comenzó a tomar forma efectiva en 2006 y está lista en más de un 70%. Una represa de 313 kilómetros cuadrados, con una vida útil de 60 años. Agua para cultivos -como prometió el gobierno de Ankara- por 60 años versus 12 mil años de asentamientos humanos e historia. Casi que no da para debatir. Y sin embargo avanza.

En este caso las imágenes no son las de las bombas del ISIS-Daesh destruyendo los Budas de Bamiyan, o los talibanes convirtiendo en cenizas Palmyra en Siria, o el más reciente bombardeo y destrucción que hizo el ISIS de la extraordinaria mezquita del siglo XII en Mosul, en el norte de Irak

Con la intención de salvar los tesoros de Hasankeyf, en 2008, el Fondo Mundial de Monumentos la incluyó en la lista de lugares más amenazados del planeta, pero no lograron que fuera declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO y que sobreviva.         En una verdadera puesta en escena, en mayo de 2017, las autoridades trasladaron el mausoleo del guerrero del siglo XV Zeynel Bey para silenciar a los críticos, supuestamente mostrando que el gobierno respeta el patrimonio histórico.        Otros monumentos, incluyendo mezquitas, una casa de baños y una puerta de la ciudadela, también serán trasladados a un parque arqueológico que fue bautizado como "New Hasankeyf".“¿Es esto realmente preservar la historia? ¿Qué le pasa al Planeta, a la humanidad perdiendo Hasankeyf?”, se pregunta el periodista Fehim Tastekin, en una nota especial publicada en Al-Monitor.“Turquía estará inundando miles de monumentos construidos por los romanos, los bizantinos, los omeyas, los abasíes, los artuquitas, los marwanitas, los ayyubíes, los seljuks y los otomanos, entre otros.

 

 

 

La herencia perdida incluirá el puente de arco más grande que sobrevive desde el Medioevo junto con mezquitas, restos de palacios, mansiones, madrasas, los muros y las portones de la fortaleza, los canales de agua, las posadas, los baños y los cementerios.

 

Sin embargo, además, hay otra cuestión irrecuperable: unas 6.000 viviendas excavadas en las rocas, que el gobierno juzga inútiles.

Muchas de esas viviendas permanecieron en uso hasta los años ochenta.

Según una encuesta de 2012 de la Asociación de la Naturaleza, el 29% de los residentes de Hasankeyf afirmó haber vivido en una de esas viviendas en la cueva.  


Preservar esas viviendas en las cuevas ya sería suficiente para que Hasankeyf sea digna de protección, pero la lista de excavaciones de la Dirección de Excavación Arqueológica de Hasankeyf es impresionante. La Asociación de la Naturaleza estimó que hasta la fecha se han identificado unos 300 sitios arqueológicos, de los cuales sólo el 5% han sido excavados.

Hasankeyf es también una ciudad multilingüe, con un 70% de la población que habla turco, árabe y kurdo. En otras palabras, lo que perecerá aquí no es sólo historia, sino también una cuenca multilingüe y multicultural de la civilización”.

El arqueólogo Nevin Soyukaya dice que la represa planeada impidió que la zona se desarrolle. Durante décadas fue una promesa…

…"Con el argumento de la represa de Ilisu no se ha emprendido ningún proyecto de desarrollo en los últimos 50 años, y los jóvenes se tuvieron que ir", dijo a Al-Monitor. "Las excavaciones comenzaron en 2000 y terminaron en 2012. Afirmar que la ciudad será salvada y que desarrollarán el turismo por la reubicación de nueve monumentos en una suerte de parque de diversiones arqueológico es un insulto a la razón humana”.

Ubicación de la represa de Ilisu y ciudades afectadas por el embalse sobre el río Tigris

  • LA RESPONSABILIDAD DEL BBVA

Ekologistak Martxan y la Plataforma contra el BBVA denunciaron en marzo el rol del banco con sede en Bilbao en la construcción de la represa de Ilisu. Es dueño del 49.85% del banco turco Garantibank, el principal financista de la obra. El otro que puso el dinero para la represa es el banco turco Akbank.

La construcción se había frenado dos veces: los estudios de impacto ambiental y cultural hicieron escapar a varios inversores. Pero avanzó…

En protesta por esta destrucción, Mehmet Ali Aslan, legislador del HDP- Partido Popular Demócrata, se encadenó a una roca en la zona en protesta.

¿Por qué Turquía destruye riquezas históricas únicas por el bien de una represa?

El arqueólogo Soyukaya cree que hay una dimensión política en el tema.

El área afectada por la represa se encuentra en la intersección de carreteras que conectan los países del sur con Turquía, Europa y los países del norte, dijo

"Además, el Tigris satisface las necesidades de agua de Irak. Y en esa parte de Irak está el pueblo kurdo. Con esta construcción se formuló una nueva definición geopolítica: "presas de seguridad", cuyo objetivo es controlar las carreteras regionales y utilizar el agua para disciplinar a los países del sur”.♦♦

 

Comentar