LAS BASES, LOS TERRITORIOS, EL AGUA, LOS MILICOS

¿Es cierto que la Argentina negoció con Estados Unidos y la OTAN la cesión de soberanía para que se instalen bases en el territorio nacional?

¿Hay una doctrina de Occidente para recrear al mítico ‘enemigo interno’ de los años 60 y 70, y apuntar los cañones hacia los civiles?

¿Se desarrollará en este país la guerra geopolítica por los recursos del suelo, el subsuelo y el agua entre potencias como China, Estados Unidos, Gran Bretaña?

Es 1 de agosto, el día en que desapareció Santiago Maldonado, hace 1 año. Y si los entrevistados no erran en sus análisis, murió por todas esas causas.

Responden y aclaran protagonistas de Neuquén, donde se estaría haciendo la base militar, donde está El Chocón, y Vaca Muerta. Desde el CeMiDa (Centro de Militares por la Democracia) afirman que los oficiales del Ejército no quieren intervenir en la represión.


⇒ Raúl Godoy es obrero de la ex fábrica Zanón, una de las recuperadas por sus trabajadores. Es diputado en la legislatura de Neuquén por el FIT (Frente de Izquierda y los Trabajadores).

El tema de la base en Neuquén –afirma- parte de una donación de 2 millones de dólares del Comando Sur norteamericano, ese que organizó los golpes de estado en Latinoamérica; el mismo Comando Sur que envió tropas para la “formación” de agentes federales. Es un comando militar tremendamente activo en Latinoamérica y ellos son los que ponen el financiamiento para hacer esta base en Neuquén. Le llaman ‘Centro de Ayuda Humanitaria’, teóricamente va a tener un albergue para 500 personas. Lo que estamos denunciando es que no tiene nada que ver ni con ‘ayuda’ ni con ‘humanitaria’.

Lo que sí hay es el interés geopolítico por Neuquén porque acá están las reservas del yacimiento de Vaca Muerta, y acá operan empresas norteamericanas como Chevron. Y la base está a 5 minutos del Aeropuerto internacional de Neuquén y a la vera de la ruta del petróleo: un lugar estratégico para el control del recurso. Además va a contar con un helipuerto propio, o sea que es peligrosísima. Podrá tener el cartel de humanitaria, pero… Los funcionarios de la provincia dicen que esta base se negoció en 2012, que hubo un acuerdo con EE.UU. tanto del gobierno nacional como del entonces gobernador Sapag. Y que lo activaron ahora.

Tal vez la gente no lo sepa, pero el Comando Sur del Pentágono tiene dentro de su protocolo que no ponen un centavo de dólar donde no hay un interés norteamericano. No intervienen ni dan ningún paso si no tiene que ver con la seguridad de su país. Y entonces si ponen dinero acá es pura y exclusivamente para eso. El cartel de ‘Centro humanitario’ se da vuelta y listo, pasa de ser un centro potencial de contención de evacuados a albergar tropas, e incluso campamento para unidades de despliegue rápido.

¿Qué ayuda humanitaria, además, en una provincia que produce un tercio de toda la energía eléctrica que se consume en el país? Por otro lado es una provincia que tiene reservas de gas y petróleo, es muy rica en recursos naturales. Incluso esta base está pensada en el vértice de la provincia, donde no hay ningún tipo de peligro, ni siquiera en zona de volcanes donde pueda haber evacuados en algún momento. De lo que sí está cerca es de los recursos naturales en una provincia que es clave para la energía.

Diputado Raúl Godoy

Esto está motorizado por el gobierno de la provincia, encabezado por el gobernador Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino, y el silencio de Cambiemos.

También las autoridades de Defensa Civil neuquinas, que afirman ingenuamente que es ‘un regalo, una ayuda’ que no hay que rechazar. ¿O acaso Trump se volvió Papá Noel? ¡De ninguna manera!, están avanzando sobre la soberanía nacional, sobre el control del territorio. Este cuadro lo completa el poderoso sindicato de Petroleros Privados que encabeza Guillermo Pereyra (ver http://www.purochamuyo.com/caballo-de-troya/) que es senador nacional por el MPN. Aunque creo que ellos tienen muchos motivos para preocuparse también, porque con el nuevo Decreto presidencial que habilita el uso de las Fuerzas Armadas dentro del territorio nacional, uno de los lugares que tienen como ‘objetivo’ es el petróleo, son los yacimientos, y eso es una amenaza para los trabajadores del sector a la hora de tener que impulsar alguna demanda”.

El diputado Godoy explica que hay 4 o 5 proyectos de varios bloques políticos en la Legislatura provincial con pedidos de informes por la base norteamericana, que se conformó una muy amplia multisectorial que se denomina “No a la base yanqui en Neuquén”, y se hicieron manifestaciones, al tiempo de señalizar el lugar donde está la base e impulsar una Consulta Popular para rechazar su construcción.

Es una política de enclave de algo estratégico como el petróleo, con ejército propio”, insiste. “En el NY Times salió una denuncia de que la base china que está en Neuquén es militar, y entonces se estaría haciendo una base norteamericana como contrapartida. Es claramente una injerencia de potencias externas en nuestro territorio”.

  • UN CEMENTERIO DE MANZANOS Y PERALES

La colonización del suelo para emprendimientos petroleros o vinculados a ellos, así como para desarrollos inmobiliarios afecta a la provincia.

El valle del Río Negro, que tiene una parte en la provincia vecina y otra parte en Neuquén, hay toda una franja muy importante dedicada al cultivo de la pera y la manzana, pero está cada vez más destruida, más colonizada por los emprendimientos turísticos o inmobiliarios.

Han florecido barrios privados porque así como ocurre en otros lugares de Argentina, hay un puñado de empresarios a los que les va muy bien, que hicieron grandes negocios porque a pesar de la crisis levantan el dinero con pala, y en esos barrios privados viven las líneas gerenciales y altos funcionarios públicos, como ‘Rincón Club de Campo’, ‘Rincón Emilio’ y así van ocupando zonas de fruticultura.

De 10 años a esta parte es un cementerio de manzanos y perales. Liquidar la actividad fruticultora provocó mucha desocupación y migración también, tanto de familias como de hijos, cuyas familias los mandaron a estudiar a otro lado porque cuando vuelven la chacra no existe más. Hubo incluso chacareros que se vieron presionados para vender su tierra.

Y eso además perjudica enormemente el tema del clima porque desaparece el verde, la sombra y avanza el cemento. Así es como no importa el convenio con Chevron por el tema del fracking, que es un método dañino y perjudicial donde se gastan millones y millones de litros de agua limpia de los ríos, que se dedican a la explotación de hidrocarburos no convencionales. Agua que queda envenenada y no se puede usar para nada. Y de las napas contaminadas, ni hablar.

Pensando a futuro, en un par de décadas, la provincia de Neuquén va a ser como un queso gruyere agujereado y con un alto grado de contaminación. Vaca Muerta se contrapone con la falta de gas, de luz y de servicios de muchos barrios de Neuquén, que tienen que cocinar y calefaccionar con garrafas. Esa es la realidad que se impone: van a hacer un pequeño emirato donde hay jeques y las mayorías serán beduinos”.♦


⇒ Betty Kreitman es Psicóloga Social. Cumplió dos mandatos como legisladora neuquina por la Coalición Cívica – ARI a la que renunció por severas disidencias éticas e ideológicas.

Hay mucha confusión con respecto a esta base”, remarca. “Se han hecho movilizaciones, el terreno está demarcado, pero no hay nada construido. La senadora nacional Magdalena Odarda hizo un pedido de informes a la Cancillería, que le respondió que no tienen antecedentes ni registro de la autorización para una base en Neuquén. Pero resulta que en el Diario de Río Negro el Secretario General de la Gobernación, Leonel Dacharry declaró el lunes 30-7-18 que el acuerdo data de 2009 y que es una donación a Defensa Civil. Si estuviera vinculado a lo militar debería pasar incuestionablemente por el Congreso. En este caso, se trataría de un convenio firmado por la entonces presidenta con quien era el gobernador provincial, para darle ese uso ‘humanitario’ a la donación de EE.UU.

A diferencia de esto, la base china que está de Quintuco tiene un edificio enorme con una antena tremenda, y pudimos visitarlo mientras estaba en construcción pero ahora no se puede entrar: es territorio chino. Esta base se hizo antes de que el Congreso la aprobara definitivamente, porque el oficialismo de aquel momento daba por descontada su aprobación. En cualquier caso, con esta nueva base si es que llega a construirse, o con la de China, el problema no es qué hacen los de afuera, sino qué hacen nuestros funcionarios”.

La ex diputada afirma que todo gira en torno a la riqueza de Neuquén.

“La formación geológica de Vaca Muerta es muy extensa y tiene una reserva muy importante de gas. La provincia dejó de llamarse Neuquén para pasar a llamarse Vaca Muerta. Hoy todos los ojos miran a la provincia por la explotación de no convencionales de gas y petróleo, y hay mucha preocupación en la gente.

Yo he advertido sobre las consecuencias que deja en el ambiente la forma de extracción de no convencionales. Y hay un sostenido conflicto con los pueblos originarios, desde cuando teníamos YPF. Creo que hay una desvalorización de esos pueblos que según las resoluciones de la OIT deberían ser consultados antes de realizar cualquier emprendimiento en sus territorios, y eso lamentablemente no sucede”.

  • NEUQUÉN, BASE DE OPERACIONES PETROLERAS, NO TIENE RELEVAMIENTO DE SUS ACUÍFEROS

Mi cuestionamiento al fracking en la provincia -señala Betty Kreitman- es porque hace décadas se habla de la reconversión productiva y energética, y no se ha hecho nada. ¡Y mientras tanto rompemos la roca!

Hay que dejar de mirar el subsuelo para empezar a mirar el cielo y trabajar por otro tipo de energías. Esto ya se sabe que nos va a dejar agua, tierra y aire contaminado. No se están trabajando las cuestiones ambientales. Neuquén no tiene relevamiento de acuíferos.

Ex diputada Betty Kreittman

"Se perfora para sacar agua sin saber dónde están los acuíferos. Y se extrae tanta agua para inyectar en la roca, que pareciera que los funcionarios solo están viendo el hoy. Somos una provincia que no cuida sus ríos, que están contaminados hasta por las cloacas. Las plantas de tratamiento de residuos cloacales están viejas y dejan pasar crudos al río y eso es directa responsabilidad de las autoridades neuquinas. Lo que pasa es que El Chocón, que es el emprendimiento que permite generar tanta energía para el país, se alimenta de ríos inmensamente caudalosos, pero el control de los caudales de los ríos para favorecer la producción energética es lo que impide que los propios cursos de agua se purifiquen. E inclusive, en otro orden, está lo ambiental-humano, porque ¿dónde se va a educar y vivir la gente que llega para trabajar en el fracking? Ahí ni siquiera hay un hospital como la gente”.♦


⇒ Martín Maliqueo, vocero de la comunidad mapuche neuquina Winkul Newen, próxima a Cutral-Co

Nosotros defendemos el territorio y el derecho a la vida", subraya Maliqueo en diálogo con purochamuyo/ Cuadernos de Crisis.

"Mi comunidad está afectada por la industria petrolera desde hace 20 años. Eso comenzó con la multinacional Pionner que luego en 2006 pasó a operar la norteamericana Apache Corporation. Nuestra lucha se basa en la defensa territorial, y por eso fuimos llevados a juicio en 3 oportunidades en la provincia de Neuquén, bajo los cargos de ‘usurpación y turbación a la posesión’. O sea, nosotros como mapuche éramos los que turbábamos la explotación de una petrolera en nuestro territorio. ¡Una total contradicción! Han sido momentos muy duros, pero logramos frenarlos y hasta el día de hoy el yacimiento de gas y petróleo está parado desde 2012. No existen políticas públicas vinculadas a la preexistencia, a la consulta, y seguimos parados en el territorio, oponiéndonos a los proyectos extractivos de las petroleras.

Martin Maliqueo - vocero de la Comunidad Winkul Newen


  • LAS BASES EXTRANJERAS Y LA MUERTE DE SANTIAGO MALDONADO

Sostenemos que con la base china y ahora con la norteamericana, Neuquén ha pasado a ser como un laboratorio de la industria extractiva (petróleo, agua, minerales), y estas alianzas estratégicas de los gobiernos de turno con las potencias mundiales son muy visibles. Cambiaron las caras, los apellidos, pero las políticas internacionales son las mismas. La base espacial China se hizo durante el gobierno de Cristina Fernández para cumplir funciones de orden científico, pero de hecho esa antena se construyó a menos de 150 kilómetros de la zona de frontera y eso es doblemente peligroso porque a menos de 200 kilómetros de frontera no se puede concesionar ni construir nada bajo patrones extranjeros.

Vaca Muerta ha pasado a ser un cebo para atraer inversiones y generar políticas de represión en la provincia. Para la base norteamericana no se consultó a nadie y estoy convencido que va de la mano del desembarco de Chevron. Jueces y fiscales fueron capacitados por el FBI hace unos 4 años, y hoy vemos el desembarco concreto de la mano del gobierno de Mauricio Macri y de Horacio ‘Pechi’ Quiroga, que es intendente por Cambiemos, más el aval del gobernador Gutiérrez que es un aliado estratégico del PRO.

En ambos casos, sean los chinos o los norteamericanos, tiene que ver con los recursos naturales estratégicos.

En este 1 de agosto, cuando recordamos con dolor la represión en Chubut y la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, nos vemos desamparados. Sin ningún tipo de pudor los funcionarios hablan en contra de los pueblos indígenas. El interés es sobre nuestros territorios. El intendente neuquino, Quiroga, hace unos días dijo en una radio de Buenos Aires que los mapuche somos extranjeros que levantamos una bandera multicolor en lugares estratégicos. ¡Me daba vergüenza escucharlo! Un funcionario que además aspira a ser gobernador de la provincia, que desconozca nuestra existencia, que está plasmada en la Constitución de la provincia que fue reformada en 2006, y que está plasmada en la Constitución Nacional.

Un retroceso indudable en materia de reconocimiento de derechos de los pueblos originarios. En el caso de los mapuche pretende encasillarnos como si fuéramos terroristas, subversivos, los malos de esta película, cuando muchos de los problemas podrían encaminarse o resolverse si existieran políticas públicas que consultaran al pueblo mapuche, que reconocieran los territorios a las comunidades, sean mapuche o de otro pueblo.

Revivimos lo que pasó con la campaña de Roca de hace 150 años, la represión está en marcha, y eso es lo que pasó con Santiago Maldonado, un compañero militante y consciente de la causa de los pueblos indígenas. Se cumple un año de su asesinato ¡y la respuesta del Estado es llenar de militares las calles y los pueblos, los territorios comunitarios! Para muestra debo denunciar que en Cutral-có, un pueblo netamente petrolero, un centenar de empleados de empresas de seguridad que trabajan para YPF fueron notificados con telegrama de su despido a partir del 31 de julio, y que serán reemplazados por efectivos de Gendarmería a partir del 1 de agosto. Esto lo hace Macri y el gobernador Gutiérrez, y lo hacen un año después de la muerte de Santiago”.♦


⇒ Elsa Bruzzone, secretaria del CEMIDA - Centro de Militares para la Democracia Argentina, especialista en temas de defensa y geopolítica.

No podemos hablar de las bases separado de las políticas que implementa la gestión Macri y de su decisión de sacar los militares a la calle. El CEMIDA está totalmente en contra de este decreto porque pasa por encima del decreto reglamentario que firmó oportunamente el presidente Néstor Kirchner, que lo que hizo fue reglamentar las leyes de Defensa y de Seguridad Interior, y explicitar lo que ya estaba en estas leyes”, afirma.

Esto obedece a dos razones: una externa y otra interna. La externa es que desde hace unos años el Comando Sur -que es el comando militar creado por EEUU para todo el continente americano, el primero del mundo nacido en 1953 y que es el brazo armado de la OEA creada en 1948 por sobre los gobiernos y países de nuestra región-, genera una línea divisoria entre ‘defensa’ y ‘seguridad’.

Ellos advierten que esa línea tiene que ser quebrada y que las FF.AA. tienen que intervenir en las hipótesis que marca Estados Unidos, es decir, el narcotráfico, el terrorismo, las armas de destrucción masiva, los desastres naturales y las migraciones, pero también nos marcan la presión que deben ejercer sobre la población si es que se detecta algún brote de inestabilidad tras los programas económicos y sociales instalados con la globalización del neoliberalismo.

  • LOS ACUERDOS FIRMADOS CON OBAMA EN 2016

Estas presiones se hicieron más evidentes a partir de los acuerdos de cooperación en defensa y seguridad firmados entre Mauricio Macri y Barack Obama la semana del 24 de marzo de 2016, que fueron ratificados por la delegación del ministerio de Defensa argentino que viajó en mayo de ese año a Estados Unidos donde se reunió con el Pentágono, y funcionarios del Departamento de Estado, de Defensa y del Comando Sur. Luego, el 29 y 30 de junio el almirante Kurt Tidd, jefe actual del Comando Sur estuvo aquí en Argentina tocando los mismos temas, y esto mismo se trató con John Kerry, el que era Secretario de Estado de Obama, el 4 de agosto de 2016.

Almirante Kurt Tidd


Poco después, en la semana del 16 al 18 de agosto en un encuentro realizado por el jefe del Comando Sur realizado con los países de América del Sur, se volvió a insistir sobre la necesidad de implicar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interior, y tratando de convencer que la misión de las FF.AA. no es la defensa del país ante la eventual agresión de un enemigo estatal externo, sino defender el statu quo y los modelos implementados: una vuelta de tuerca a la doctrina de la Seguridad Nacional donde el enemigo vuelve a ser el propio pueblo.

Hay una ilusión, falsa completamente, que hay políticas diferenciadas entre los gobiernos demócratas y los republicanos con respecto a la región. Hay sutiles cambios al interior del establishment en Estados Unidos, pero hacia el exterior hay una línea. De hecho, la mayor parte de los golpes de estado e intervenciones militares en nuestra América se dieron bajo gobiernos Demócratas, y no Republicanos.

Y en sintonía con todo esto, está el tema de las Bases militares extranjeras. La que se iba a instalar en 2012 en el aeropuerto de Resistencia, Chaco, fue cancelada por la presión popular y la intervención en aquel momento del ministro Puricelli y la Cancillería. Ahora reactivan la de Neuquén, y persiste la idea de instalar una en Misiones (en la Triple Frontera con Paraguay y Brasil), y otra en Salta o Jujuy en la Triple Frontera con Bolivia y Chile, en el corazón del litio.

¡Pero quien le ofreció al ex presidente norteamericano Obama instalar una base en Ushuaia fue el propio Macri!, justo en la puerta de entrada a una zona estratégica y de cara a la Antártida, donde las potencias quieren iniciar una explotación económica que según el Tratado Antártico no podría hacerse hasta por lo menos 2041, y si bien hay consenso para prorrogarlo por 50 años más, las presiones de las grandes potencias y las corporaciones es enorme. Eso es lo grave, que siendo un lugar tan sensible sea el propio gobierno de la Argentina el que por primera vez en la historia nacional le ofrezca a un país extranjero la instalación de bases militares de un integrante de la OTAN en Ushuaia.

  • NO HAY CONSENSO ENTRE LOS MILITARES PARA ACTUAR COMO REPRESORES

En cuanto a lo interno, es evidente que el Gobierno Nacional sospecha que este modelo no cierra sin represión -lo cual es cierto- más aún después de los acuerdos firmados con el FMI, y entonces ante el temor de que las fuerzas de Seguridad sean sobrepasadas por las movilizaciones y la resistencia popular, ¿qué mejor que involucrar otra vez a las FF.AA. en la seguridad interior destinándolas a las fronteras para poder desplegar a los gendarmes no solamente en el Gran Buenos Aires y en la Patagonia sino también en todos los lugares del país donde haya resistencia?

Entonces 1000 efectivos del Ejército pasan a ser gendarmes. Lo tremendo es que al mismo tiempo le ponen a las Fuerzas Armadas la zanahoria del reequipamiento. Pero la realidad es que ese equipamiento es totalmente obsoleto, tiene 30 a 50 años de antigüedad; está reciclado, no sirve en absoluto para la defensa.

Elsa Bruzzone- CEMIDA

Para entender el cuadro general, hay un agravante que es que se han dedicado a destruir lo que teníamos para la defensa: Fabricaciones Militares, se están atacando los Astilleros Tandanor y Río Santiago, y se ha destruido la Fábrica de aviones y la fábrica de tanques medianos, que en la economía y en la defensa da cierta autonomía. Lo que han comprado es obsoleto sin dudas…a la Fuerza Aérea esos aviones le va a servir de entrenamiento pero no para hacer frente en el caso de que nosotros suframos una agresión externa. Esto las FF.AA lo saben, y el Ejército también lo tiene muy claro. Por eso, aunque no pueden aparecer con nombre y apellido, hay reacciones. Las Fuerzas Armadas no tienen intenciones de volver a la Doctrina de la Seguridad Nacional. Hay oficiales que han dado reportajes a medios extranjeros donde dicen esto: no quieren volver al pasado.

Así que tienen la tarea de convencer a los militares de que su misión no es la defensa del país ante un ataque estatal exterior sino controlar a la propia población. Estas FF.AA. están formadas en democracia, con profesores democráticos, con material democrático. Ya no son más aquellos militares de las familias ‘patricias’ de la oligarquía…sus integrantes vienen de las clases medias, medias-bajas y clases populares. Por lo tanto la ideología que traen es totalmente distinta. No son los que salieron del Colegio Militar en 1943.

Además, en el año 2006 el Ejército elaboró un documento que se denominó ‘El Ejército Argentino en el horizonte 2025’, donde establece que el país puede sufrir un ataque de una potencia extra-regional (referido implícitamente a Gran Bretaña, la OTAN y EE.UU.) por los recursos naturales que nosotros tenemos y ellos ya no tienen, y por lo tanto sugiere un despliegue del Ejército en las zonas donde están los recursos naturales para cuidarlos y preservarlos. ¡Son documentos elaborados desde la propia Fuerza! ¡No hay enemigo interno! Sobre todo a partir de Martín Balza tienen muy claro que no pueden violar las leyes de Defensa y de Seguridad Nacional que prohíben la intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior”.

  • EL EJÉRCITO RECHAZÓ TRES VECES LA DOCTRINA DEL ENEMIGO INTERNO

Tal vez la gente no lo sepa o no lo recuerde, pero esta negativa ya ocurrió. El 19 y 20 de diciembre de 2001 cuando el presidente Fernando de la Rua mandó a llamar al jefe del Ejército de entonces y le dice que tiene que reprimir a la población; y éste le dice que eso viola las leyes y la Constitución, y que entonces el Congreso debía declarar el estado de sitio y que las órdenes se las dieran por escrito.

Luego, el segundo antecedente de la negativa a intervenir fue en diciembre de 2016 cuando Macri se reúne con la ministra Patricia Bullrich y el entonces ministro de Defensa Julio Martínez, y le piden al jefe del Ejército la intervención en seguridad interior. Y el Jefe les dijo que eso de ninguna manera lo podía aceptar porque era violatorio de las leyes vigentes, y que el Congreso de la Nación es el único autorizado para modificarlas.

La última reacción a estas presiones sobre las FF.AA. fue el 31 de mayo de este año, dos días después del almuerzo de camaradería por el Día del Ejército en el que Macri les adelanta lo que ahora pone en práctica con el Decreto del 23 de julio, y allí el Jefe de esa fuerza declara que la misión de las FF.AA. es la defensa del país ante la agresión de un agente estatal externo, y que no están preparados para la seguridad interior, ni el equipamiento ni instrucción para eso, y vuelve sobre el rol del Congreso, que debe asignarle otra función al Ejército.

En resumen: no hay consenso en el Ejército para esto ni tampoco en el Congreso, salvo en el bloque oficial encabezado por la Alianza Cambiemos. Por eso es que toda la oposición ha pedido una sesión en Diputados para el 8 de agosto para derogar el decreto”.♦♦

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.