FIDEL: A VER SI NOS DESMERENGAMOS O NOS DERRUMBAMOS

       El revolucionario no deserta, como dijo Mella. El descanso del revolucionario es la tumba.
                                                                                                                                Fidel Castro (1926-2016)

Marzo 1990. El líder cubano habla en Sao Paulo. Entre la perestroika y el bloqueo.


  ¿Es que acaso resulta fácil en la historia de este mundo hacer una revolución a 90 millas de Estados Unidos y resistir más de 30 años el bloqueo imperialista, la hostilidad, la calumnia, la guerra contra nosotros, la permanente amenaza que nos ha obligado a invertir tantos recursos y energías y a hacer tantos sacrificios? ¿Habríamos podido resistir? ¿Quién iba a salvar el socialismo en Cuba…los tanques soviéticos? Los soviéticos estaban allá, bien lejos, no podrían llegar a Cuba. Los tanques que llegan rápido son los yanquis.

Pero en vez de decir ¡qué desgracia haber vivido tan cerca de Estados Unidos! Puedo decir: ¡qué suerte haber vivido tan lejos de la frontera de la Unión Soviética, porque nunca se nos ocurrió confiarnos en que vendrían a salvar nuestra Revolución si nosotros nos divorciábamos de las masas y del pueblo, y empezábamos a cometer todo tipo de errores. Pero además, ¡qué suerte! Porque a una revolución que no sea capaz de defenderse a sí misma, no vale la pena salvarla. ¿Para qué sirve una revolución que haya que estar salvándola?


Esas han sido nuestras concepciones. Nos han obligado a trabajar duro, y los tiempos que vienen son difíciles.


  Antes nos criticaban de ser satélites de la Unión Soviética, todos los días. Ahora nos acusan y dicen ‘Estos malditos no hacen lo que hace la Unión Soviética, no hacen la perestroika’. Entonces me pregunto: ¿pero qué día vamos a ser libres? ¿Qué día vamos a ser un país soberano, independiente y hacer como pueblo, como nación y como Partido lo que nos dé la gana? Los yanquis se pasaron más de 25 años diciendo que ellos mejorarían las relaciones con nosotros y se acabaría el bloqueo. Lo levantarían apenas rompiéramos vínculos con la URSS. Y nosotros estuvimos más de 25, casi 30 años, sin hacer una concesión de esa naturaleza. Ahora los yanquis exigen que hagamos lo mismo que los soviéticos para levantar el bloqueo y los horrores que hacen con nosotros.

dscn5327

  La historia se ha encargado de demostrar cuál fue siempre el verdadero espíritu de nuestra Revolución y la política que nos llevó, incluso, a situaciones de tensión con la URSS. En la famosa crisis de octubre o de los cohetes, todo el empecinamiento de Estados Unidos contra Cuba casi conduce a una guerra mundial. Los soviéticos llegaron a un acuerdo con los yanquis y sin consultar con nosotros dijeron que iban a retirar los proyectiles. ‘Son de ustedes, llévenselos si quieren’, dijimos. No quisimos quedarnos con ellos a la fuerza. ‘No, debe ser con inspección’. En eso se habían puesto de acuerdo ambas potencias. Nosotros dijimos: ‘A este país no lo inspecciona nadie, ¿saben? ¡Nadie!' Y tuvieron que inspeccionar los barcos en alta mar.

Y entonces empezaron los avioncitos en vuelos rasantes, porque los yanquis cuando vieron aquella situación creyeron que nos íbamos a desmoralizar. Y les dijimos a los soviéticos: ‘A tal hora, tal día, empezamos a disparar contra todos esos aviones’, y se acabaron los vuelos rasantes en nuestro país.

Si en aquel momento tomamos la decisión de dispararles es porque no se podía ni siquiera jugar a la pelota, ni al básquet…pasaban a 20 o 30 metros del suelo. Pero nosotros no le preguntamos a nadie. ‘Esto es una estupidez, un día vienen en vuelo rasante y lo destruyen todo en un ataque sorpresa’, me dije. Y un amanecer abrimos fuego contra un avión que voló por allí. No teníamos los cohetes de altura: los aviones se elevaron. La verdad es que un soviético se entusiasmó y apretó el botón de un cohete tierra-aire, y se llevó un U-2 que iba volando como a 20 mil metros de altura. Ese fue el momento de la crisis.

Pero nosotros no admitimos aquella política errática, débil, de permitir que los aviones volaran sobre el territorio nacional.


En nuestro país siempre hemos gobernado nosotros y no hemos permitido que nadie nos gobierne, lo que no excluye la lealtad con que siempre defendimos a los países socialistas y los intereses de los países socialistas, y que nos llevó a precios altos. Muy altos.


  Como cuando ocurrieron los problemas de Checoslovaquia en 1968. No los quisimos dejar solos, hicimos un análisis muy crítico, como yo creo que nunca se hizo, y si alguien se pone a leer lo que nosotros dijimos en 1968, verá que en las advertencias nuestras estaban los gérmenes de todos los problemas que tuvieron después.

Se lo hemos dicho a los periodistas: en la URSS ocurrieron problemas que no ocurrieron jamás en Cuba. Los fenómenos del stalinismo jamás ocurrieron en nuestro país. Las purgas no se dieron jamás, incluso con alguna gente que cometió delitos muy graves fuimos generosos, siempre que se pudo ser generoso.

Jamás tuvimos un desaparecido, un torturado, un asesinado. No importa lo que digan con su habitual desenfado y desvergüenza los medios del imperialismo y los elementos contrarrevolucionarios que han estado presos. Los presos más saludables del mundo son los contrarrevolucionarios que salieron de las cárceles de Cuba.

dscn5278

  Cuando Playa Girón vino la invasión mercenaria en barcos de Estados Unidos a invadir nuestro país. ¿Qué habría pasado si de Cuba sale una invasión de norteamericanos para invadir Florida? ¿Qué les habrían hecho? ¿Cuántos años habrían estado presos o incluso a cuántos habrían fusilado? Nosotros capturamos a 1200 mercenarios y ninguno de ellos fue asesinado; no estuvieron ni dos años presos porque nosotros mismos le buscamos una salida en canje por alimentos para niños y medicinas.

Digo esto porque nuestro pueblo sería incapaz de tolerar semejantes cosas que dicen los medios del imperialismo. Nuestro pueblo está educado en la repugnancia contra toda forma de maltrato y tortura a los prisioneros, aunque sea el más bandido. Ese rechazo se creó en nuestra propia lucha contra las torturas y los crímenes de Batista.


Eso nos libera de todas las campañas que hacen. Ellos, lo que quisieran, es la impunidad de la contrarrevolución.


Pero además, nosotros no tuvimos stalinismo porque no tuvimos colectivización forzosa, porque la reforma agraria se hizo de otra manera, diferente a la de todos los demás países socialistas. A los campesinos que tenían parcelas de tierra les dimos la propiedad. Las grandes plantaciones y los grandes latifundios los mantuvimos pero como empresas estatales, propiedad de todo el pueblo, y fueron modernizadas, mecanizadas. ¡Todavía hoy tenemos 70 mil campesinos independientes! Me pregunto por qué ahora tendríamos que crear a los campesinos independientes, que los tenemos y son los más atendidos y considerados: llevan 30 años con propiedad de sus tierras y ninguno paga impuestos. A cualquier campesino que pierde su cosecha por sequía, plaga, ciclones, se le condona inmediatamente las deudas, se le ayuda. Nunca hemos obligado a un campesino a entrar a una cooperativa o a una granja. La cooperativización en Cuba ha sido absolutamente voluntaria. Los campesinos cooperativizados tienen el 12% de las tierras nacionales y los campesinos individuales el 8%, y las cooperativas muchas veces tienen que hacer un rodeo enorme para hacer un canal porque está la parcela de un campesino individual al que se respeta.

¿Qué vamos a hacer ahora? ¿Repartir las tierras estatales y de las cooperativas? No. Si en la URSS deciden hacer un determinado tipo de cambio no tenemos por qué seguirlos. Su método electoral fue diferente del nuestro. Veíamos con simpatía cualquier cosa que se hiciera para perfeccionar el socialismo, porque somos muy conscientes de los grandes problemas que ha tenido el socialismo como sistema nuevo que surge por primera vez en la historia. No podemos hacer otra cosa que respetar el derecho de un país socialista de construir el capitalismo, del mismo modo que reclamamos y exigimos el derecho de cualquier país capitalista a construir el socialismo. Cada país tiene derecho a hacer lo que le dé la gana, aunque no nos guste.

Sin embargo, lo que está ocurriendo en los países del Este es el desmantelamiento del socialismo. Lo que todos nosotros habríamos deseado es el perfeccionamiento y no la desaparición del socialismo, que es lo que está ocurriendo. ¿Avanzar a pasos agigantados hacia la propiedad privada y la privatización de empresas es socialismo? Y la peor canallada es la de Polonia y Checoslovaquia que coauspiciaron la moción de Estados Unidos contra Cuba en Ginebra. Y todo porque están pidiendo un crédito al Banco Mundial, la banca tal y cual, al Fondo Monetario Internacional, ser la nación más favorecida, etc. Para eso además contaron con el apoyo de Hungría y Bulgaria. Una traición repugnante, y se lo hemos dicho, no lo hemos callado, y lo seguiré diciendo por otros 10 años más en todas partes, ahora más libre: se acabó la solidaridad, se ganó libertad.

Este es un momento difícil. Un momento donde nos quieren imponer una estación de TV violando todas las leyes internacionales; cuando nos amenazan con agresiones aquellos países con los que fuimos solidarios durante tantos años. Pero advierto: la sangre que se derrame defendiendo a Cuba caerá también sobre ellos si un día el imperialismo nos agrede.


Nosotros tenemos un pueblo organizado y preparado para defenderse: hombres, mujeres, trabajadores, campesinos, estudiantes. Y eso es lo que garantiza la existencia de la Revolución Cubana.


dscn5683

Tenemos los planes para el caso de un bloqueo total, en situación en que no pudiera entrar nada, ni una bala. Estamos estudiando qué hacer si surgen problemas serios en la URSS, si surgen conflictos serios dentro de la URSS, si surgen fenómenos de desintegración, y entonces, a pesar de los esfuerzos y de la voluntad de cumplir los acuerdos con Cuba, no puedan cumplirlos. Estamos analizando con realismo y fríamente qué hacer entonces, qué ramas seguir desarrollando, qué hacer con el desarrollo social, qué tendría que pararse por cuatro o cinco años. No se detendrán los planes de producción de alimentos, ni el desarrollo de la industria farmacéutica y de biotecnología

 *-*

  ¿Por qué nos acosan? En vez de asaltarnos como nos asaltan, como castigo por la lucha y por la obra revolucionaria que ha hecho nuestro pueblo, por qué no se hacen una sencilla pregunta. ¿Cómo es posible que Cuba, en 30 años, haya podido hacer lo que en América Latina no se ha podido hacer en 200 años?

Esa es la pregunta que hay que hacerse.

Por qué no profundizamos en los verdaderos conceptos de la participación del pueblo, de la democracia…de la verdadera democracia, de la democracia en todos los sentidos: del poder para el pueblo, no el derecho de votar cada cuatro años para elegir un Colegio Electoral. ¡Magnífico! Pero está muy lejos de significar el poder para el pueblo. Habría que ver en esta contienda electoral, además, cómo están repartidos los recursos, y si todos tenemos no sólo un ‘sistema’, sino si tenemos los mismos recursos.

¿Por qué no nos dejan crear? ¿Por qué no esperan 100 años, si quieren, para condenarnos, para ver al fin y al cabo lo que va a decir la historia? Y, ¿Por qué nos van a condenar cuando estamos cumpliendo un rol que el destino nos asignó? Porque nosotros no esperábamos ser o convertirnos en los ‘abanderados del socialismo’. No queríamos ni aspirábamos a una cosa así de loca. Ahora nos quedamos con las banderas y no estamos dispuestos a renunciar a esas banderas. Estamos dispuestos a luchar.

dscn5560

  Hay algunos que creían que la Revolución se desplomaba como un castillo de naipes. Si por ahí otros hicieron revoluciones de naipes y de merengue, la cubana no es de naipes ni de merengue: la cubana es de acero, y fue autóctona, no nos la trajo nadie, la trajimos nosotros y la defendimos nosotros; está escrita con sacrificios, está escrita con sangre.

Esperemos a ver si de verdad nos desmerengamos o nos derrumbamos; esperemos a ver cómo resistimos nosotros la ofensiva yanqui, sus amenazas, su idea de que hay que aplastarnos, de que hay que doblegarnos.

¡Esperemos! Todavía queda mucho tiempo por delante, para que sean otros los que juzguen.

dscn6395

TagsFidel

Comentar