AÑELO VUELA DE 3 MIL A 50 MIL HABITANTES SIN ESCALAS

La pregunta es obligada.

¿Qué cambia cuando una localidad o una ciudad pasa a ser “capital nacional de”? Nada, o casi nada.

En un artículo publicado en 2007 en La Nación, el periodista Franco Varise decía: “La Argentina es un país con 50 capitales nacionales. Algo extraño, pero cierto. La ciudad de Buenos Aires puede jactarse de ser el centro administrativo del país, pero La Plata, por ejemplo, posee el derecho de presentarse como la Capital Nacional del Muñeco de Fin de Año. Y, en Gancedo, Chaco, sus habitantes pueden sentirse orgullosos, pues su ciudad es la capital nacional del Meteorito.

Como La Plata con los muñecos de fin de año (que confeccionan los estudiantes y luego prenden fuego) hay de todo y para todos: la Capital Nacional de la Escultura en Nieve (Ushuaia), del Salame Casero (Oncativo, Córdoba), del Ajo (Médanos, Buenos Aires), de la Flor (Escobar, Buenos Aires), de la Pachamama (Jujuy), de la Educación Pública (San Francisco del Monte de Oro, San Luis), del Algodón (Roque Sáenz Peña, Chaco), y así una lista enorme.”

Después de 2007 se declararon varias capitales nacionales. Bariloche se convirtió en la del Turismo aventura en 2012, Oberá (Misiones) en la capital nacional del Inmigrante, Paraná (Entre Ríos) como la capital nacional del Sóftbol, y sigue la lista. Sin embargo, a lo pintoresco que pueden resultar algunas de esas nominaciones cuyo efecto es más de orden turístico y promocional que de otro tipo, en el último cuatrimestre de 2015, la localidad neuquina de Añelo fue declarada como la Capital Nacional de Hidrocarburos No Convencionales " por la Ley 27.190.

Añelo es una localidad que en menos de tres años pasó de 3 mil a 6.500 habitantes, ubicada en el centro-este de la provincia del Neuquén. Su razón de ser y existir es que depende principalmente de la producción petrolera. Está rodeada de los yacimientos de Loma Campana, Loma La Lata Norte, Loma de las Yeguas, Aguada Pichana, Aguada San Roque y Filo Morado.

Un enjambre febril de empresas trabaja sin parar en armar la estructura civil y social para desarrollar los proyectos de fractura hidráulica, fracking, y llegar hasta el corazón de la roca para extraer combustibles por esa vía no convencional. Y Añelo goza de un plus: es la llave de acceso para la formación hidrocarburífera no convencional Vaca Muerta.

Según consigna el matutino La Mañana de Neuquén, en 2014 el Parque Industrial de la ciudad creció geométricamente gracias al impulso petrolero: se asentaron o están en eso unas 117 empresas, entre ellas YPF, Baker Hughes, Halliburton, Total, Petrobras, Chevron, Wintershall y OIL, además de otras que se dedican a la construcción de viviendas, alquiler de trailers, metalúrgicas varias.

En 2014 los empresarios pagaban 18 pesos el metro cuadrado en la zona Industrial, monto basado en una Ordenanza del municipio votada en 2012. Los datos cambian con vértigo inusitado: fuera de la zona industrial un terreno de 300 metros cuadrados vale hasta 450 mil pesos

El periodista Patricio Eleisegui, señalaba en mayo de 2014 que “todos los días, más de 1.000 camiones cargados con herramientas, agua, arena, recorren los poco más de 100 kilómetros que separan a la localidad de la ciudad de Neuquén.

En simultáneo, alrededor de 5.000 obreros en autos, colectivos y, también, camiones, llegan a diario a Añelo procedentes de la capital y de pueblos cercanos como Centenario, Cutral-Co, San Patricio Del Chañar, o Rincón de los Sauces para trabajar en los obradores ya instalados por las petroleras.”

Añelo tiene un plan: El Plan Maestro 2030 que impulsó YPF (hasta ahora, a cargo del 90% de toda la movida petrolera en la zona) y que enmarcado en el Programa “Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles” del BID proyecta una ciudad de hasta 50 mil almas en menos de veinte años.

Pero hoy, otros datos hablan por sí mismos de lo que ocurre en ese minúsculo pueblito patagónico. Cada vez más gente se radica en la zona con la esperanza de un nuevo ciclo largo del ‘oro negro rocoso’, y hasta hubo un abrazo simbólico al Jardín de Infantes 52 que hizo la comunidad educativa para pedir la urgente construcción de un edificio propio. La red de agua potable está prevista para 1500 habitantes. Las empresas gastan un dineral en energía porque hasta mediados de 2016 no habrá suficiente. Hospital no hay pero los bancos Santander Río, HSBC. Macro, Galicia ya pusieron proa hacia la zona y en 2016 todos tendrán su sucursal.

La cifra más actualizada habla de salarios promedio de 40 mil pesos, y de alquileres de casas (muy pocas) que valen 15 mil. Por ahora, en Añelo y con el precio del petróleo en menos de 50 dólares el barril, no mucho más.

Comentar